Los Medios de Comunicación en la Actualidad

human-2944064_640

Desde 2010 hasta 2017, ¿qué ha pasado con los medios de comunicación tradicionales? Cuando estás en el metro o en una cafería, y ves a una persona leyendo una revista o un periódico, ¿qué piensas? Probablemente ni te lo crees. Si te preguntases a ti mismo si durante este año has comprado alguna revista o algún periódico, seguramente la respuesta sería NO. Así es la situación de los medios tradicionales. Los ordenadores pronto dejarán de usarse y serán sustituidos poco a poco por los móviles, IPad, etc. Las redes sociales te llevan a todos los sitios y ¿quién va a leer tranquilamente lo que dice cada palabra de la revista?

En la actualidad, ya empezamos a tener cocimiento sobre los INFLUENCERS, una forma de marketing muy eficiente. Estamos enganchados a aplicaciones como WeChat, Weibo, Youtube, Facebook, Twitter, Instagram, etc., que tienen capacidad de darte a conocer en una sola noche a millones de personas de todo el mundo. Por fin, sabemos que el éxito no exige ni la calidad de las fotos, ni las frases bien estructuradas, etc., con que expresas una idea sencilla y la des a conocer rápidamente a los demás para que te apoyen y reconozcan, el resultado está garantizado.

Sin embargo, seguimos insistiendo en la revista, como los diseñadores de ropa, los fotógrafos con sus fotos en blanco y negro, los joyeros con las perlas y los artistas con la ópera. Lo que estamos enseñando al mundo es una nobleza, una esencia, un espíritu que se puede ver y se puede tocar. Aquí, hay una norma que se tiene que respetar pase lo que pase, la categoría, la herencia, la cultura, la elegancia, el valor y el reconocimiento, todo lo que demuestra es imprescindible e insustituible.  Cogemos lo que presentan las redes sociales sin olvidar mantener lo esencial de la revista. Hoy en día, el tiempo es más importante y valioso, la gente de la sociedad moderna no tiene tiempo de pensar en la belleza que se esconde detrás de una revisita, o a lo mejor le da pereza descubrirla. Sin embargo, lo que ofrece una revista es su valor de colección que se convertirá en recuerdos que servirán para toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *